web analytics
Feb 8, 2011
402 Views
0 0

Contra la legalización: Vive sin BBrogas

Written by

Ciudadanos de relativa importancia sólo en tiempo de elecciones, debemos evitar su legalización, ahora tenemos todos los elementos necesarios para detener a quienes la promueven: hace un par de semanas, se publicó en los periódicos un estudio de la Universidad de Monterrey que advierte los efectos nocivos para la salud que provoca su constante uso, también sobre el alto nivel adictivo que genera sobre las personas y que tarde o temprano los lleva a alejarse de sus familias. Los sujetos que la utilizan se aíslan de la sociedad, tienen problemas para concentrarse en algo que no sea su adicción, gastan gran parte de su dinero en alimentar su vicio y existen reportes de cientos de accidentes de tránsito (algunos letales) a causa de manejar bajo sus efectos. La sociedad va en picada y todo por la maldita Blackberry.

Sé que después del párrafo anterior, toda una horda de hippies se agazaparán sobre mí y me dirán que estamos en el siglo XXI, que todo el mundo es libre de hacer con su cuerpo y su celular lo que quiera, que el hecho de mantener ilegal el uso de Blackberry y otros “teléfonos inteligentes” sólo provoca en los jóvenes el deseo de desafío a la autoridad, de curiosidad y el sentimiento de satisfacción por realizar “lo prohibido”. Otros agregarán además que la violencia generada en el país es en vano y que la gente no dejará de utilizar su Blackberry, pues por eso se llama “adicción”, sin embargo jamás me he caracterizado por escuchar lo que se me dice.

En esta época todo el mundo tiene un amigo que usa Blackberry, o que en su defecto por lo menos ha probado un iPhone durante un “‘reven” y sabrán que cuando lo usan, estas personas pierden todo contacto con el mundo externo, sus ojos parecen cristalizados y no pueden apartarse de la pantalla, sus dedos comienzan a presentar una serie de espasmos rítmicos que los hacen retorcerse y moverse más rápido que nunca, mientras parecen teclear dos mil palabras por minuto. Uno puede dirigirse a ellos y su respuesta será inequívocamente “¿eeh?” o “espérame tantito”, su percepción de la realidad se altera y comienzan a decir que tienen miles de amigos que nadie más puede ver, otros se vuelven paranoicos y dicen que tienen “seguidores”, los peores dirán que son dueños de una granja y que tienen que alimentar a sus animales o se crearan miembros de una mafia en plena lucha por el control de la ciudad.Peor aún, los usuarios de Blackberry y otros smartphones pueden volverse violentos de un momento a otro si su red 3G (término técnico para referirse al momento en el que pueden andar “viajados” en la calle) no funciona, si su batería se ha agotado o si alguien los invita a apagar su celular por un momento.

Estas personas, adictas, descuidan sus relaciones familiares y laborales, tienen dificultad para concentrarse por estar pensando en revisar su correo, su twitter, su facebook, su foursquare, su flickr, youtube o su blog, tampoco pueden dejar de mensajear a su pareja o amante y esto les acarrea conflictos sociales. Algunos, en su desesperación, se endeudan con los dealers por 18 meses con la intención de conseguir un “equipo” nuevo y tienen que pedir hasta prestado para mantenerse al día con los pagos, sin importar que los productos son de mala calidad y el servicio de los cárteles mexcanos (Telcel del Pacífico y la Familia Movistar) no está disponible cuando se le necesita.

Claro, algunos dirán que si se legalizaran los celulares, estas células delictivas como Telcel y Movistar estarían obligadas a desmantelarse, pues la gente podría obtener el servicio de manera legal con empresas establecidas y no tendría que buscar el producto con celu-menudistas, sin embargo estas personas son las mismas que niegan los importantes golpes que les hemos acertado a estas organizaciones criminales, como la reciente interrupción del servicio 3G en gran parte del Distrito Federal o la captura (al menos en video) de la Chica Telcel.

Otro problema que deben considerar son la gran cantidad de accidentes registrados cuando los adictos manejan bajo los efectos de Blackberrys, iPhones, Nokias, LG’s, HTC’s, causados por que no pueden a esperar a llegar a su casa para leer un mensaje o mandar un tweet y calmar su ansia, muchas personas han perdido la vida así y ¿aún se atreven a sugerir que se legalice su uso? La sociedad se está desmantelando por culpa de estos aparatos y lo peor es que cada vez más jóvenes comienzan a usarlos, apenas hace un par de días me sorprendí al escuchar que descubrieron a un niño en cuarto de primaria con un Nokia C3 ¡un niño! ¡imagínense! y lo peor fue que el infante confesó que obtuvo el celular de su padre.

Por eso los esfuerzos del Gobierno Federal se han concentrado en mantener alejados las Blackberrys de tus hijos, no importa el costo (así sean vidas humanas), por que sabemos que la sociedad mexicana jamás será lo suficiente madura y preparada como para utilizar los smartphones y sus apps de manera responsable; por que si los legalizamos, ellos ganan la guerra y pronto verás a tus hijos zombieficados por el uso constante de juegos, chat y redes sociales en donde quiera que vayan, el degenere de nuestra comunidad. Claro, también ahora me dirán, que en países como Holanda la legalización hizo que bajaran los índices de violencia y tráfico ilegal, sin embargo recuerden que ellos tienen un gobierno adelantado para su época, así que si quieren, pregúntenme dentro de 30 años o dos millones de muertos por la guerra, lo que ocurra primero.

La legalización no está a discusión, debemos alejarnos de los Blackberrys y otros smartphones, pensar poco y actuar con enfado, temor y una arma en nuestras manos es siempre la mejor opción. Los celulares con todas estas funciones ya son un gran daño para la sociedad y la gente debe comprender que no tienen el derecho ni la preparación para utilizarlos. Detengamos ahora esta propuesta sin sentido, porque si no, qué se les ocurrirá después a estos locos que creen que podríamos vivir en un mundo en el que todos usaran celular, ¿prohibir las drogas?

(Visited 32 times, 1 visits today)
Article Categories:
chale · Política

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->
Menu Title