web analytics
Jul 24, 2011
215 Views
0 0

El votante que elige por la apariencia

Written by

Académicos y líderes de campañas políticas de los últimos años alrededor del mundo habían detectado ya la fuerte influencia de la apariencia de un político en la decisión de voto de los electores, sin embargo, recientemente investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) publicaron en un artículo resultados de investigaciones adicionales que enriquecen la explicación de este comportamiento, identificanto el perfil del votante que elige a “los y las guapas”, encontrando fundamentalmente que la tendencia es mucho más fuerte en los electores con bajos niveles de información y que ven mucha televisión.

El estudio revela:

Utilizando datos de 2006 del Senado de EE.UU. y las elecciones de gobernadores, el estudio muestra que por cada aumento de 10 puntos de ventaja  sobre encuestas relacionadas con la apariencia de un candidato, se traducirá en un aumento de casi el 5% en la votación para los electores que generalmente se informan vía la televisión. Sin embargo, esa misma ventaja sobre el aspecto sólo influye el 1% entre los votantes con poca información pero que ven poca televisión.

“No es que este efecto influya en todos los votantes de la misma manera”, dijo Chappell Lawson, profesor asociado de ciencias políticas en el MIT y co-autor del estudio. “Los votantes que ven mucha televisión y no saben mucho acerca de los candidatos pero sí de cómo se ven, son particularmente susceptibles.”

Lawson y Gabriel Lenz – quién trabajó en el estudio como profesor asociado de ciencias políticas en el MIT y ahora en la Universidad de California, Berkeley – detalla los resultados en un nuevo documento llamado “Buscando la pieza: La televisión lleva a los ciudadanos menos informados para votar basados ​​en la apariencia de los candidatos ” (en inglés Looking the Part: Television Leads Less Informed Citizens to Vote Based on Candidates’ Appearance) , publicado este mes en la revista American Journal of Political Science.

Tal como lo viste en la TV

Para realizar el estudio, Lawson y Lenz utilizaron datos de dos encuestas del 2006 realizadas a votantes estadounidenses. Una encuesta de ellas; Cooperative Congressional Election Study (CCES) con una muestra de 36.500 ciudadanos sobre sus opciones de voto, niveles de conocimiento y hábitos de ver televisión, entre otros rubros. Otro estudio, dirigido por la Universidad de Princeton,  por el profesor de psicología Alex Todorov, pidió a los votantes elegir, con base únicamente en la apariencia, qué candidatos parecían más competentes en el Senado de los EE.UU. y 64 elecciones para gobernador celebradas en 2006.

Para saber cuál de los candidatos en cada elección tenía una ventaja de carácter general basadas en las apariencias, los investigadores pudieron realizar un ejercicio con los datos del CCES y calcular cuánto más afectaba  la ventaja basada en baja  información a los votantes. Entre los electores en particular, Lawson y Lenz sugieren,  que la enorme cantidad de televisión que ven, influyen fuertemente en su decisión de voto por lo que ven en pantalla.

En concreto, entre los participantes del CCES en el cuartil inferior de conocimiento político, un aumento de 10 puntos de ventaja de un candidato respecto a otro resulta en un aumento del 0,8 por ciento de apoyo entre aquellos que ven la televisión poco o nada, un incremento del 2 por ciento en los que ven medianamente TV, y un aumento del 4,8 por ciento de apoyo entre los votantes que ven más televisión.

En general, la ventaja se traduce y materializa entre los votantes con bajos niveles de información en un factor sustancial en las urnas: “El tamaño del efecto es aproximadamente equivalente a la influencia de la intervención”, dice Lawson.

El efecto de la televisión todavía está presente, pero disminuyendo ya, ya que la información disponible y los canales que la generan son cada vez más diversos.

Si no lo sabremos en nuestro país.

La influencia de la Televisión en México es una práctica común y estratégica de los partidos políticos para posicionarse y en consecuencia ganar votos y puestos públicos a cualquier nivel de gobierno. Los llamados poderes fácticos que se venden al mejor postor ofrecen ya paquetes de manipulación masiva que incluyen programas de televisión tipo “infomercial”, programas de concursos temáticos con tendencias claras y contenidos vendidos a intereses particulares, así como programas especiales de sociales y espectáculos que posicionan fácilmente a un candidato entre el grueso de la población que en mayor parte se informa a diario vía TV.

Los políticos y la Televisión han pactado ya desde hace décadas un ejercicio promiscuo de pactar con quien convenga en cada lugar y situación con el interés fundamental de ocultar la información y solo proyectar apariencias que influyan en las masas receptivas y apáticas que se traduzcan en votos ó en casos más extremos legitimación de fraudes electorales.

Lo chido, y como lo menciona también el estudio, cada vez es mayor la información disponible y mucho más fuerte y clara también la idea de que los contenidos tradicionales de las televisoras nacionales son poco confiables o tendenciosos. La proliferación de discusiones y debates abiertos en redes sociales y medios independientes generan a diario opciones nuevas y ejercicios  de pensamiento crítico que ayudan cada día a despertar a la banda. Chale con el poder manipulador de las televisoras, lo chido es que tu estás leyendo esto, comenta y distrubúyelo si te late.

(Visited 41 times, 1 visits today)
Article Categories:
chale
-->
Menu Title