web analytics
Mar 23, 2015
1087 Views
0 0

Que no le mienten la madre

Written by

 

Sí robo, pero poquito. El alcalde Hilario Ramírez Villanueva “el compa Layin” representa lo peor de la clase política mexicana. “Layín: sencillo, trabajador y jalador”,  pero de faldas, es más un cacique para San Blas Nayarit que un gobernante.

Hizo su entrada triunfal como nuevo presidente municipal en 2008 en un flamante caballo pura sangre que “le costó 250 mil dólares”.  Ay nomás para que te des una idea de la calaña de este presidente, que comenzó su gestión aventando bolo de 100 mil pesos en feria.

Se hizo famoso, más por sus escándalos políticos que por su forma de gobernar.

Para acabarla de amolar, fue reelegido para seguir gobernando el municipio de San Blas, después de admitir que había robado, pero nada más poquito.

 

Que si le robé a la presidencia, sí le robé, pero poquito porque está bien pobre, le di una rasuradita.

En 2014 volvió a regalar dinero después de ganar por segunda vez la presidencia.

Para su cumpleaños organizó una mega fiesta en la que se gastó un millón de dólares, ¿de dónde salió el dinero? El alcalde dice que “él trabaja mucho y que tiene amigos que le regalan cosas”, que no le costó ni 100 mil dólares. Si bien no sabe de bien a bien cuánto le costó la pachanga ni quién o con qué medios la pagó. Aunque contrato a la banda El Recodo nada más para entretener al barrio y obsequió birria y chelas para que el pueblo se entretuviera a gusto.

La gota que derramó el vaso fue cuando le levantó la falda a Rosita, una chica que bailaba con él durante su festejo de cumpleaños, y cuando se le cuestionó si consideraba que sus actos eran una falta de respeto para las mujeres, el cínico respondió que  lo hizo porque le gusta la vacilada y la broma.

El periodista Jorge Ramos también le preguntó qué sentiría si alguien le levantara la falda en público a su hija o a su madre. El compa Layín dijo que en “algunos lugares no pasa nada”. Como pareció que no entendió la pregunta, el periodista volvió al ataque, y Layín con una cara de procesar demasiados pensamientos a la vez, responde que con su madre no se metan.

Lo que sea de cada quién, y no es culpa de su madre que este presidente haya salido tan pendejo… para gobernar, pero si no se la mentamos (a la madre) probablemente este personaje siga haciendo desmadres con dinero de la gente.

Al pueblo pan y circo, #chale.

(Visited 191 times, 1 visits today)
Article Categories:
chale · Política
-->
Menu Title