web analytics
Jun 24, 2015
1558 Views
0 0

Comer es tan chido que debería ser de a grapa

Written by

Hay cosas en la vida que sin lugar a dudas, son simplemente una maravilla, algunas suceden en la cama, otras en el escusado y algunas más no necesitan siquiera de lugar, cuando la tripa reclama su papilla.

Comer es el edén mismo. Si echa mano de sus cualidades cerebrales, recordará fácilmente que en más de una ocasión, mientras caminaba por alguna calle, un olor extraño invadía su memoria, como si de golpe, se volviera a la sopa de fideos o de letras que su mamá o abuela le tenían lista después de la primaria, otras veces, quizás por la mañana, cuando de mala gana se dispone a internarse a su vida que lo consume, habrá comprado un sándwich con la seño de la esquina y cual flashback inmediato le vendrá el recreo en donde usted acompañado de su bebida de frutas en plástico, y muchas veces sin un quinto, disfrutaba de su lunch mágico creado por su jefesita, y así, pese a que a veces se pierda de estas memorias magia, sus días y recuerdos también van más haya de todos su abismos y se posan en la maravilla de la tragadera.

Hoy sus memorias gastronómicas se remiten quizás a sus aniversarios, fiestas de fin de año, citas de negocios o de conquista, y la lista se reduce a cortes de carne, pizzas, pastas, restaurantes especiales, sushi.

Pero antes de esos nuevos estandartes de una época jodida, su niñez y juventud fue una era multisabor llena de libertades, la comida, más que ese ritual casi impuesto de cordura y seno familiar, fue también un asunto de descubrir los métodos de sobrevivencia, ya sea con la torta de tamal o las gorditas afuera de la prepa, o hasta con el compa que vendía las bolsitas de agua o las papucas de a 3 varos saliendo de la secu.

Comer resulta también siempre un acto de hurgar y encontrar las piedras, como en los frijoles o lentejas si alguna vez hizo paro en la cocina.

Sus recuerdos sobre la papa deben ser un resto y estar ahí, a menos que sufra de problemas de amnesia o de golpes de mundo “en verdad importante”, así que, banda, momento de echar a andar su ardilla más corrida que su bicla y a compartir en sus charlas de los días o en este foro chido y mágico ja (palabra del día jajaj) sus mejores recuerdos de comida, como el raspatito, que carajo, era tan maravilloso.

Comer es tan chido, chale, debería ser de a grapa.

(Visited 175 times, 1 visits today)
Article Tags:
·
Article Categories:
Sin categoría
-->
Menu Title