web analytics
Jun 19, 2015
1097 Views
0 0

¿Por qué prefiero a mi papá que a mi mamá?

Written by

Freud era uno de esos locos que se atrevió a pensar muchas cosas, y vaya que atinó en varias de ellas. En este caso, y bajo estas circunstancias de confesionario citaré a un amigo que dice “Soy freudiano”, y yo también como él, soy freudiana. Chale. Prefiero a mi papá que a mi mamá.

No me mal interpreten, amo a mi madre. Pero prefiero a mi padre. Y  no es una resolución sencilla, vaya que lo he pensado por mucho tiempo, pero al final del día me gusta pasar más tiempo con mi papá que con mi mamá.

Tampoco pienso que mi padre sea perfecto, deje de idealizarlo hace tiempo, y no es momento de sacar todos mis trapitos al sol, pero con el tiempo he desarrollado una relación más sana con mi papá.

Con él es con el que tengo conversaciones largas por teléfono, puedo hablarle de mi trabajo, de la escuela, de lo mal que me fue en el día, de lo mucho que odio el tráfico de la ciudad, sobre mis preocupaciones por X o Y o lo que sea…

El estereotipo de padre mexicano, se aleja mucho de mi papá, a lo mejor por eso lo quiero tanto; pero es que si me hubiera tocado un papá machista y controlador, hubiera escapado de mi casa a los quince. Y no es como si mi papá fuera el más grande feminista del mundo, pero por algún chip inserto en él (que no heredó de su casa) quiso que su hija única entre otros dos varones, fuera más chida que todas las mujeres que él había conocido.

Mi papá siendo profesor, me enseñó a leer y siempre que tenía problemas con las matemáticas, nos sentábamos toda la tarde a estudiar (y a él le agradezco ser tan ñoña siempre). Muchos no pueden decir lo mismo que yo, porque mi padre no era un papá ausente, ni viajaba ni trabajaba todo el tiempo, aunque siempre ha sido adicto a su trabajo y pareciera que yo seguiré sus mismos pasos.

Lo que pasa es que mi padre siempre idealizó la idea de tener hijos, y se toma su papel tan enserio que sé que nunca me dejará sola, aunque también sé que siempre me presionará a tener descendencia.

Somos de generaciones distintas, de ideas políticas diferentes, pero con los mismos valores, con algunas manías compartidas, y contamos el mismo sentido del humor, o sea ese chiste que a nadie le parece gracioso (solo a nosotros) y con alguna que otra ocurrencia que soltamos por ahí.

Sé que no es perfecto pero así lo quiero, aunque tendré que entregarle algunas culpas y estereotipos de mis relaciones románticas pasadas.

Nuestra relación nunca será la misma, siempre está cambiando; sé que no me voy a aburrir de él, ni él de mi.

@ThePalomina

(Visited 354 times, 1 visits today)
Article Tags:
· ·
Article Categories:
Sin categoría
-->
Menu Title