web analytics
Jun 4, 2015
2923 Views
0 0

Puto el que lo lea

Written by

Esta semana andamos bien audaces y originales en chidoychale, un día pendejear para que no te lleven al baile y hoy hablaremos de otra de las favoritas de la bandera cuando de lanzar putazos verbales se trata, la palabra Puto.

Puto, pese a sus connotaciones de intolerancia de géneros y preferencias, es más una de esas palabras que le da vuelo al ego de quien la usa, se acordará de sus años de primaria o secundaria cuando a cualquiera de su bandera se le ocurría no hacer frente a cualquier reto del grupo de precoces engendros, o bien cuando ante cualquier doble sentido se perdía o no entendía y le tocaba el tan conocido ensartarse solito, lo natural que procedía era un -que puuuuto- (lease con el tonito)

Después vinieron sus años galantes en donde la palabra aparecía de vez en cuando ante equivocaciones o disputas no enfrentadas, se la encontraron seguramente en algún semáforo, en algún transporte público en en toda disputa de machos en donde alguno, se retiraba, pues sabia de antemano que le partirían su cara terriblemente.

Pero el ascenso de la palabra no se quedó ahí en los brazos de las intimidades de barrio y bandera, alcanzó su momento de gloria al ser exportado, enlatado y vendido a través de los kilovatios maravillosos del televisor y porqué no de su sacrosanto ritual, el fútbol.

Como aparición maravillosa y causa risas (acá habría que preguntarse qué maravilla de cosas legamos al mundo gracias al hermosísimo fragor de la televisión, recomendación: chútese un cuento de Arthur C. Clrark “Lección de historia”) la palabra dio vida a una nueva forma de multiplicación y ovación en el deporte, siendo los protagonistas, todo portero rival de nuestro equipo en cuestión.

Y así hasta nuestros días, la palabra puto: designa, se usa cual nombre, cual reverencia, cual apartado postal, color de las charlas, cual título de grupo de parte del staff de este pinche lugar llamado chidoychale y como adjetivo, casi innato, de nuestra existencia, la palabra nace cuando hay que burlarse, ser banda, o dejarse llevar por las oleadas del mundo y así en eternos vaivenes de color, (aunque los mochos se esponjen y después surja el debate de perspectivas, cosa muy bien vista entre las mentes pensantes de este zafarrancho) en fin, no sea pu….to comparta y termine de leer los pedaceríos de palabras de la chulada de banda de chidoychale.

(Visited 368 times, 1 visits today)
Article Tags:
· ·
Article Categories:
Sin categoría
-->
Menu Title