web analytics
Jul 24, 2015
582 Views
0 0

Bébase su viernes

Written by

Dice Roger Wolfe (Poeta chingón y además vivo) “que por increíble que parezca, aún hay quien se convierte en borracho por influencia de los poetas simbolistas” Roger sin duda es muy optimista en el porque, mismo que yo traduciría como un: por increíble que parezca, aun hay quien cree que la mezcalina o la borrachera son un método para escapar de la mierda pegada en su zapato e introducida entre sus uñas donde baila la gran costumbre.

Llega su viernes y llega su sed, sed de sacudirse, sed de liberarse, sed de ser único y especial y darle on a su chip para deshinibirse, lamento informarle lo siguiente: su sacudida y liberación es un nuevo lastre con el que usted reitera cada fin de semana que nuestra gloriosa humanidad (nada original ni única) es una masa de seres que prefieren la risa sin motivos y las conglomeraciones de delirio no pensante, pero por favor dele al baile y tómese otra, la chela es a usted la maravilla, como para mi, su muerte paulatina.

Acá ___ coloque por favor sus impresiones ante los dos primeros párrafos de este palabrerío, impresiones que saltaran con el argumento: este wey es un mocho que no deja vivir, no sabe divertirse, juzga, critica y no sabe nada sobre libertad y esparcimiento de las conductas humanas, lamento de nuevo informarle lo siguiente: mi chip deshinibirse funciona tan simple como un nombrar cuatro letras y plaf, en minutos puedo inventarle sin gota de alcohol en mi sangre, anécdotas de vomitadas y risas sin sentido, adquirir mentalidad borrega y reír descontrolado incluso con malos pasos de baile mientras transpiro convivencia, pero bueno, tengo también placeres más de besos y manoseos como la dialéctica y rascarme los pies cuando me apestan, cosa que para usted y sus viernes no representan entretenimiento alguno, aunque también su sed le apeste algunas partes, y le provea de besos y manoseos al menos con la taza y su baba desprendiéndose.

Pero también es un asunto de paladares, el rependejo carpe diem y todas esas cosas que rejoden las locuciones latinas, para postrarse de nuez bellos y bañados en el hedonismo de nuestros días, jodido uno que en el paladar prefiere un chocolate o un tamarindo o aquella lengua de damita que hace que todo lo demás no tenga ningún sentido, jodido uno que le llega de madrazo la sed de otros asuntos, como quemarlo todo y recomenzar la distopía, salir a la calle a saludar café con leche en lugar del hipócrita buenos días, jodido uno que no coexiste, que no convive y no hace de su vida la fiesta inolvidable y trascendente que hará del epitafio humanidad, la verdadera memoria de nuestra especie.

Salud si se bebe su viernes, y por favor, escriba sus anécdotas, no queremos que la alta literatura se quede sin colegas.

(Visited 189 times, 1 visits today)
Article Tags:
·
Article Categories:
Sin categoría
Menu Title