web analytics
Jul 23, 2015
496 Views
0 0

Cuentos chidos no mamadas

Written by

En realidad todo lo que vivimos, escuchamos y hasta creemos como verdad absoluta de un culero que está en los cielos y nos cuida a todos, cosa más ridícula, piénselo bien, es puro cuento, pero como sé que a usted no le interesan los argumentos que destruyan su mundo maravilloso del éxito, o del me fascina mi trabajo, cómo amo a mi familia y si dios o gracias a dios o todo ese delirio social en el que cree todo marcha de maravilla y que se calle este paria, dedicaré estás líneas a uno de los carnavales más chidos que ha pisado esta tierra, compadre en el cual eso de los puros cuentos, aplicaba como puros chidos cuentos.

Seguro si se siente lector, intelectual o snob de la condesa, conocerá usted a Edgar Allan Poe, ese compadre que rifaba con sus historias de insólitos escenarios, pero quizás como con eso le basta para sus charlas de café y la mala adaptación de historias en un corto, nunca se dio a la tarea de rascarle un poquito detrás del genio de lo extraordinario, pero como en mi caso eso de rascar es materia verde y crispada (no gris, eso es de famas), acá no vengo a contarle sobre Poe y sus hazañas, sino sobre el genio detrás, al que quizás, le debemos al gran cuervo.

No bandera, no hablo de su jefe genético que fecundo amablemente a doña Poe, hablo de Nathaniel Hawthorne, escritor maravilla de este mundo, y considerado uno de los grandes padres de la literatura norteamericana, (aunque lo dude, esos piches gringos si tienen uno que otro compita que rifa bien gacho) Hawthorne, incursionó en la creación de historias insólitas y extraordinarias que nunca se alejaban del todo de esta realidad jodida de mundo que aún vivimos, sus personajes, personas aparentemente comunes pero con un pequeño dejo de gente ajena, siniestra y extraña, se posan en los escenarios y nos ofrecen de golpe un montón de ventanas para asomarse y tirarse de lleno en el abismo de la existencia y sus reacciones de seres humanos.

En él, ya se lee un poco la maestría del cuento moderno que en Poe se aplica a la perfección y hasta le saca lo chino a la piel, si se lee con amor y harta imaginación no digestiva, y acá como de costumbre podría seguirme de lleno y darle características hasta de los pelos de cada relato y novela del gran Hawthorne, pero como me castro de la tecla y usted y su conocimiento literario, (recuerde se lo digo casi a diario) me importa un reverendo pepino, mejor le dejaré acá el enlace a un par de maravillas escritas por este chido compadre

Un par de relatos a toda madre, en donde el hombre se presenta en toda su humanidad para abandonarla y posarse del lado de acá, en donde uno grita en la calle aleatoriamente y las personas se le quedan mirando.

Wakefield http://bit.ly/1OyymST

El Experimento del Doctor  http://bit.ly/1ImrVmE

(Visited 455 times, 1 visits today)
Article Tags:
Article Categories:
Sin categoría
Menu Title