web analytics
Jul 2, 2015
2811 Views
0 0

Instrucciones para matar el tiempo

Written by

Hace unos meses tuve el agrado, abrazo redondo y mágico, de impartir un taller de creación literaria, lugar de saltos inoportunos y como siempre, de conflictos y piedras lanzadas a la cara de los paseantes, en él, tuve la fortuna verde y redonda de encontrarme con grandes comezones en este mundo, un joven estudiante, un ama de casa, un idealista, y entre esa sensatez y cordura que ellos me impregnaron, algo de sacudida nació en grandes y crispados palabreríos.

Acá, aprovechando el tema del día que la banda del staff editorial de #chidoYchale se saco del traste, aprovecho pa´compartir este texto, manual de instrucciones y sacudida, de uno de los carnavales más pro que me he topado en este recontrolado y rejodido estercolero.

Aplique las instrucciones y anímese a darle en su madre al tiempo.

INSTRUCTIVO PARA MATAR EL TIEMPO

Muchas veces cuando estás aburrido y no tienes algo específico que hacer, realizas cualquier cosa y dices que es: para matar el tiempo. En ocasiones, si te sobra tiempo para acudir a una cita o realizar alguna actividad, acostumbras buscar algo en que ocuparte y expresas que es: para matar el tiempo. Tus amigos te invitan a realizar un recorrido por la plaza “para matar el tiempo”.

Esto lo dicen metafóricamente, más no saben que en realidad, es posible matar al tiempo.

Yo lo he descubierto y te comparto como hacerlo, si te atreves, siguiendo estos breves pasos:

Primero, debes estar atento a que el tiempo se presente a la hora y en el lugar adecuado. Un buen lugar es a la vuelta de la esquina de una calle que mida más de 87 metros de largo, por 4.8 metros de ancho, esta es la medida exacta para acorralar al tiempo. La hora perfecta es entre las 3:55 y 3:58 de la mañana, en esta hora el tiempo se encuentra adormilado.

Segundo, para que no sospeche que lo quieres matar, deberás acercarte a él en el momento justo en que está por dar la vuelta a la esquina. Al tenerlo de frente, no lo toques y por más que tengas deseos, no lo mires, aparenta que te es indiferente y da un paso de costado para dejarlo pasar. Notarás en ese lapso que el tiempo pasa lento, muy lento, como cuando esperas que transcurra el último minuto para la hora de salir de la escuela o del trabajo; o cuando vas en el metro a media tarde y el tren se detiene a medio túnel.

Tercero, cuando está casi por terminar de pasar a tu lado, notarás que el tiempo se detiene, este, es el momento exacto en que sin dudar deberás tomarlo con tus manos, en este instante llegarán a tu mente imágenes agolpadas de todo lo que ha sido tu vida, llegarán como una cascada y sentirás que te ahogas. Deberás apretar más y más porque él tratará de escaparse de tus manos, de escurrirse entre tus dedos, de volar. Se te nublará la vista y de pronto, observarás una potente luz blanca, señal, de que el tiempo y tú están muriendo.

Sigue apretando.

Silvestre Blanco.

@PlafElSalto

(Visited 354 times, 1 visits today)
Article Tags:
· ·
Article Categories:
Sin categoría
Menu Title