web analytics
Jul 27, 2015
323 Views
0 0

Los venenos, el desamor y la infancia

Written by

Para mi las nostalgias son un asunto como Media Noche en París (La película chida de Woody Allen) cuando la banda chida del mundo se quejaba de su época jodida y falta de ideas, y a veces, sólo a veces, también me entran las nostalgias por la sopa de la abuela, los pantalones llenos de tierra, los roles en la birula con la bandera por la tarde, ser chamaco, escuincle o chilpayate era paraíso, paraíso jodido para algunos en nostalgia, paraíso jodido para muchos en presente.

Y aunque en expansión de asuntos y plataformas le matan los sueños a montones y cada día se siente más maduro y profesionista, la onda de descubrir el mundo siempre es maravilla, golpe fulminante, madrazo entre las piernas. Y porque hoy es lunes y usted se cansa del palabrerío que busca ser un clavo que le sangre en esa silla y su asqueroso tras, seré breve con la onda del escuicle.

Cuando leía el tema que amablemente la estructura editorial de este edén comezón y rascarse llamado chidoychale puso en mesa, me vino de golpe (como las cosas acostumbran venirme, se me da eso de los éxtasis rotundos y aleatorios) una historia chida y expansiva en donde el niño descubre entre otras cosas el putazo afectivo en esa escalera al infierno siempre magia llamado: dama en cuestión.

Me refiero al cuento “Los venenos” historia chevere narrada desde la visión de un niño que se esponja de emoción hasta los bordes porque su tío llevará una máquina para matar hormigas, el pretexto una máquina para matar, el asunto, una muerte en verdad, acá podría aventarme la reseña tipo monografías o wikipedia y ahorrarle a usted cansar la vista recorriendo la letra, pero como usted o ahorarle alguna cosa es algo que en verdad no me interesa, mejor le dejo el link al cuento para que se sacuda esta porquería de día que implica sentirse útil en este remasticado mundo.

Los Venenos

(Visited 108 times, 1 visits today)
Article Tags:
Article Categories:
Sin categoría
Menu Title