web analytics
Ago 24, 2015
472 Views
0 0

Cuando morro y la escuela

Written by

En la semana como de putazo se me atravesó un poema de un compadre a toda madre, vivo y pateador como se debería andar a todas horas, el poema titulado Eterno Retorno del compadre español Roger Wolfe, poema todo un revolcón, con dos o tres pedradas de referencias pero igual termina aliviado en el punto.

Y ya sé, ahora se preguntará y eso que coño con el tema de hoy, la onda es el regreso, las recaídas eso de andar y darse en la cara contra la pinche puerta, hoy la bandera juvenil y los escuincles retornaron a clases y usted en su vida reloj que ciertamente no le cabe en el orto pero se la presiona hasta que entre, desearía como los morros regresar a la escuela, y preocuparse única y exclusivamente por la boleta y la tabla gimnástica pal 16 de septiembre.

Pero como jodidos ya vivimos todos y a uno se le dan las nostalgias liquidables, la onda con eso del regreso a los lápices es puro recuerdo del paraíso perdido, ese edén del luch y el recreo y salir a las 12, el romance trágico por la compañera y los madrazos a la salida cuando más grande.

En lo que a mi respecta, recuerdo las papas con chilito a la salida de la secu, tener pegue con dos o tres escuinclas y sin quererlo, no como ahora que de quererlo ni un pinche chicle, las tardes sin responsabilidad ni asfixia, la caricatura o la cascara a las 6 y no la chicharra y el metro atascado pa llegar al cantón y seguirle dando.

Pura nostalgia y puro recuerdo, y ahora que usted es todo un licenciado o ingeniero o ejecutivo y se caga de rabia porque los morros levantan el tráfico por las mañanas, échele coco y piense que en esa dictadura agazapada del uniforme con pantalón de cuadritos hay más libertad que en su vida de éxito y credencial que se cuelga para ingresar al corporativo.

PD. No sé a usted, pero yo si disfrutaba harto ir a comprar los útiles y los cuadernillos.

(Visited 303 times, 1 visits today)
Article Tags:
· ·
Article Categories:
Sin categoría
Menu Title