web analytics
Ago 25, 2015
317 Views
0 0

Google, entre el idiota digital y el genio moderno

Written by

El mundo mudo de espacios, las enciclopedias, las bibliotecas y hasta los abuelos con sus anécdotas se fueron quedando a un lado, mientras la gloria de la era digital avanzaba y se nos metía hasta en el ano con cuartos de baño telecomandados, y así, todo nuestro mundo se volvió pixel y byte al alcance del dedo, no más volver a chuparselo pa dar el dedazo a la hoja (abusado no se prenda) ahora las babas serán del teclado.

Lo cierto es que la monarquía Google trajo al mundo un resto de ventajas, ventanas hacia miles de horizontes, foros de comunión, discusión, ventanas a la falaz opinión de que somos libres de decir cualquier pendejada total habrá otro pendejo que lo celebre, lo cierto es eso, ahora el tratado de partículas o semiótica está más cerca, comunicarse con Finlandia o Noruega es cuestión de pucharle al botón correcto y plaf comunicación en corto, el mundo con sus fobias y filias y poses se encuentra en la comodidad de nuestra compu, y mire que yo contra Google no tengo ni pedo siquiera, al contrario, agradezco tanto torrent y rola gratuita y películas cheveres, como aquella de Mr. Nobody, que si no fuera por el colorido buscador, me la hubiera perdido. ¿Y entonces? ¿Si el pinche inconforme jodido está a toda madre con Google de qué se quejará hoy el cabrón? Pues jodido como siempre, uno le encuentra el pedazo de caca a todo zapato, y si lo de las ventanas en cierto, la expansión de horizontes, la cercanía de información y la facilidad de estar a deshoras y siempre al pie del cañón de cuanto acontece, el pedo aparece de repente, ya que en misma cantidad (y miren que me veo buena gente, pues creo lo supera) también los horizontes de la pendejez se expanden por montones, y cual gremlins, el abanico de entretenimiento muta de Schopenhauer a yuya u otra pendeja subestimando las mínimas capacidades del cualquier ser humano, abunda la libertad agazapada de ideas, la verdad trémula, la marica presencia de creer que soy yo y eso vale pa todo, el intelectual de mierda y el inconformista como su camarada presente, que la escribe y la vive y a veces hasta la renta.

Abunda el idiota digital y el genio moderno, dicotomía del progreso o alguna mierda de esas diría cualquier Zigmund, y en lo que a mi respecta, me voy a mi buscador a encontrar el amor o quizás esa rola que me revolotea, y de Google mejor me instruyo en el arte de rascarle, que como con todo en la vida, de eso se trata el asunto de los chidos abismos.

(Visited 86 times, 1 visits today)
Article Tags:
· ·
Article Categories:
Sin categoría
Menu Title