web analytics
Nov 8, 2018
146 Views
0 0

Chofer viaja 12 horas diarias con su esposa que tiene alzheimer

Written by

Mario Nuñez, de 71 años, tiene que salir a trabajar diario al lado de su esposa.

Más que verlo como un martirio, Don Mario lo ve como una necesidad, porque, como le contó a una pasajera en su microbús, la pensión que reciben no le alcanza para pagarle a alguien que le cuide a su esposa, Fresia Farías de 65 años, que padece alzheimer.

La pareja chilena fue entrevistada por una pasajera que tomó el bus como todos los días par ir a su trabajo. Cuando se dio cuenta que la única pasajera era la señora quien traía una placa con sus datos y la información sobre su enfermedad, decidió acercarse.

La joven, Ximena Ledesma, se dio cuenta que el conductor iba manejando casi sin quitar la mirada a su esposa, que se iba de frente cada que el camión frenaba.

Ella iba durmiendo y cuando él frenaba el bus, la señora se iba hacia adelante. Me conmovió la situación y empecé a grabar y después el señor me dijo que le gustaría que su caso se conociera”, dijo Ledesma a LaFM.

La chilena quiso compartir el caso de los señores por medio de Facebook, por eso empezó a grabar una mini entrevista que le hizo al conductor, quien se escuchaba triste y muy incómodo por su situación.

Me subí a la micro y todos los días es una historia distinta… Pero esta me duele la señora que va durmiendo es esposa…

Posted by Sideral Mágica on Wednesday, October 31, 2018

“Tengo que estar con ella acá, pudiendo estar en otro lugar tomando desayuno o quizás durmiendo, descansando, y no haciendo esos viajes tan largos conmigo, pero no tengo con quién dejarla”.

Y aunque el señor tiene su trabajo, pa’ lo único que le alcanza es para la comida de los dos y la medicina de ella.

Lo más cabrón es que él le tiene que ayudar prácticamente en todo, pues el alzheimer ya le llegó a una etapa muy crítica.

“Haga frío o calor, o como sea que esté el clima, tengo que levantarla. A mí me da pena hacerlo, porque la veo durmiendo y no quisiera. Le pongo su ropa, le lavo los dientes, tengo que llevarla al baño y limpiarla cuando hace sus necesidades porque ella no es autónoma para hacerse sus cosas”.

Esa situación tiene muy mal al señor, quien confesó que a veces no da más. “Hay veces que me dan ganas de autoeliminarnos”.

Sin embargo, el don es todo un ejemplo: “todo ser humano nace de una mujer, por lo que a ellas debemos respetarlas y cuidarlas”.

Afortunadamente, la publicación de Ximena sirvió para que el coordinador del Servicio Nacional del Adulto Mayor en Chile le hiciera un huequito a Fesia en la Fundación ‘Las Rosas’ donde va a poder ser atendida por un especialista en su enfermedad. ¡Chingón!

Por último, Ximena expresó que “lo más importante es que tanto ella como él van a a estar tranquilos”. 

“Ella va a recuperar su dignidad, porque no hay cosa más triste que llegar a la última etapa de la vida bajo esas circunstancias. Para mí es importante que la gente sepa que a veces escuchar al que está al lado o ponerle un poco de atención, puede hacer un gran cambio en la vida del otro“.

Más personas chidas como ellos en el mundo.

 

(Visited 66 times, 4 visits today)
Article Categories:
chale · Chale Mundial
Menu Title