web analytics
Nov 29, 2018
104 Views
0 0

El Metro y su tecnología de punta

Written by

Esta semana La Silla Rota publicó algo muy interesante y que a todos los mexas que usan (o no) el metro de la CDMX les debería de interesar.

Y es que todos nos sentimos ofendidos cuando nos quisieron chamaquear con la idea de aumentar el precio del boleto del metro a cinco barospara mejorarlo”.

Aceptémoslo, el boleto sigue estando a un precio muy accesible para los que cruzan toda la ciudad en él, ¡pero las mejoras no se ven en ningún pinche lado! Ni por fuera ni por dentro.

“Al entrar al Puesto del Centro del Control del Metro (PCC) es como si se visitara una locación de las películas de “El Santo” o si se estuviera en una cápsula del tiempo”, dice el reportaje, añadiendo que ni los pinches teléfonos de las oficinas son de este siglo ¡¿WTF?!

Imagen relacionada

Estos cuates estuvieron presentes cuando se suscitó un corto circuito entre las estaciones Villa de Cortés y Xola. Lo peor es que esto no fue un incidente cualquiera, porque afectó hasta el PCC, que por ser tan anticuado, los operadores se las tuvieron que arreglar para ubicar los trenes con ‘post-its’ en los monitores. #NoMames

“Desde la cabina del tren el conductor le avisaba por medio de radio su ubicación a otro trabajador, quien estaba en el PCC. Este empleado le decía a otro en qué estación estaba el convoy. Con un post-it de color amarillo que tenía el número de unidad colocaba su ubicación y así subsanaron la falla”.

El Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) se estrenó hace 49 añotes, sin un buen presupuesto para atender a los 5.5 millones de pasajeros que lo ocupan diario. El pobre metro trabaja a todo lo que da y con lo que puede.

Los trabajadores, funcionarios, hasta el propio director Jorge Jiménez Alcaraz, saben que andar trabajando así está mal, ya que no se compran ni refacciones nuevas, no se cambia el cableado, en fin que el metro está de la tiznada.

Resultado de imagen para metro cdmx fallas

Reconocemos hay fallas, eso en cuanto a vías. Por ejemplo, donde un tren tiene que dirigirse hacia el taller o hacia un anden por medio de un aparato cambio de vía y a veces una simple aguja tiene un pequeño daño y eso puede ocasionar un riesgo para la operación”. Chale.

“Las fallas no visibles están en las pistas de rodamiento, que se dañan o se fisuran. Tenemos tramos, sobre todo en las líneas 1, 2 y 3, en las que ya deberíamos de estar sustituyendo rieles, durmientes, balastos y desde luego el sistema eléctrico, que es vital”.

Jiménez Alcaraz dijo que hacen falta unos 30 mil millones de pesos para reparar vías, cables, puertas, escaleras eléctricas, sin contar las 100 cámaras de vigilancia que no sirven y las escaleras eléctricas que se tienen que cambiar urgentemente.

Pa’ terminarla de amolar, los torniquetes que funcionan con boleto ya no existen en el mercado, por lo que se tienen que producir en el mismo metro.

Los usuarios se quejan de las paradas forzosas que a veces duran más de 15 minutos sea o no hora pico.

Lo peor es que no toda la culpa es de la maquinaria obsoleta, también de los canijos que jalan las palancas de emergencia por nada, los vendedores, los intrusos que se meten a las vías, las peleas, etcétera.

Según el director de la STC las quejas que se levantan a través de Facebook (más o menos 40 diarias) han servido para reducir ese tipo de incidentes, ¡sino imagínense!

“No se cuenta con el personal especializado suficiente para las labores de mantenimiento y los materiales requeridos se entregan con retraso”.

Y la lista de fallas sigue y sigue. Lo más gacho es que no se sabe cuándo llegara el día en el que el transporte más utilizado por los mexicanos tenga una manita de gato… o de plano se vaya a la chingada.
(Visited 24 times, 1 visits today)
Article Tags:
· · ·
Article Categories:
chale · Chale México
Menu Title